viernes, 16 de octubre de 2009

Mi primer post chispas

Be me ha obligado a abrir este blog, a titular así la primera entrada y encima el texto también lo ha escrito ella. Pero como soy daltónica y la he mareado cambiando de color mil veces y diciendo cosas como...

-¡Más verde! Esto... "más verde" no significa "más oscuro", significa "más verde".

...pues Be puede escribir posts y venir a casa a comerse mi queso cuando quiera.

3 comentarios:

Be dijo...

Puntito! Qué blog tan bonito y qué bien escrita esa primera entradaaaa! Muá!

inoniblog dijo...

Jajajajaaa! Qué gansas sois, de verdad!

redronin1b dijo...

Humor Vítreo.

Ya ves, yo siempre había pensado que era algo así como un chiste contado por una niña de preescolar.

Un humor tan blanco que resultara casi cristalino.

Pues no.

Pero empecemos por el principio: Era de noche y sin embargo, llovía.

Y se que llovía porque, aunque fueran las 3 de la madrugada, mis ojos seguían en modo lechuza.

Ya conocéis la sensación, van pasando las horas despacico y la cabeza empieza a funcionar por cuenta ajena y se va llenando de cosas, casos, modas, modismos y palabras.

Palabras que no se encuentran, para mas inri.

Y la mía de aquella noche es la de ese líquido gelatinoso que tenemos dentro de los ojos.

Me esforzaba, me removía entre las sabanas y hasta mordía lápices.

Pero nada.

Y entonces lo vi.

Un puntillo de luz desde algún sitio indefinido en el punto más alejado de mi cuarto.

Tal vez fuera una luciérnaga.

O incluso una estrella enorme vista de muy muy lejos.

Pero resultó ser mucho mejor.

Era una tortuga ninja.

Y así fue como caí en sus dominios.

(Otro día contaré como finalmente, descubrí que la palabra que buscaba, eran dos, en realidad: Humor Vítreo).